2011年3月1日火曜日

Agend'Ars 7


Aunque las cuerdas vocales son órganos articulatorios,
El silencio no se emite por la boca.
Si estar vivo es la condición para emitir la voz,
Emitir el silencio es el privilegio de la lápida sepulcral.
Pero a nosotros, se oye el silencio a manera de voces.
“Es cobarde el modo de vivir de ustedes”, se oye la voz de Leconte de Lisle.
De momento, olvidemos el murmullo interestelar y su materia oscura
Para apreciar esta corriente constante de la lava.
El potro recién nacido inhala su primer aire, y por su frescura
La estación serena que colma la casa serena,
Como el aire que baña la costa del mar, lanza un chillido ligero.
El doloroso amanecer por fin pasa,
Y ahora sólo en la copa, la nueva luz del sol se posa.
Viéndola, casi se me olvida, otra vez, cómo emitir la voz.
(Recupera el nudo entre los oídos y las cuerdas vocales.
Se sienten enemigos los oídos y las cuerdas vocales.)

(Una traducción tentativa por Eiko Minami)